deporte y salud

La maniobra de Valsalva.

La maniobra de Valsalva consiste en una espiración forzada a una glotis cerrada. Esta operación se puede utilizar para diferentes propósitos, por ejemplo, para disminuir la frecuencia cardíaca en caso de taquicardia o para calmar un hipo molesto.

La maniobra de Valsalva aumenta considerablemente la presión intratorácica e intraabdominal, favoreciendo, entre otras cosas, el vaciado de las vísceras.

Esta operación se vuelve espontánea tanto durante la defecación como durante el levantamiento de una carga pesada.

Durante la maniobra de Valsalva, la contracción sinérgica de los músculos del abdomen y de los otros músculos espiratorios transforma la cavidad abdominal en una cámara inflable real, rodeada por paredes muy rígidas y resistentes.

Los estudios han demostrado que esta acción reduce la presión que actúa sobre el disco intervertebral T12-L1 y el 30% en el disco L5-S1 hasta en un 50%.

En levantamiento de pesas, culturismo o ejercicios en los que la carga actúe principalmente sobre los músculos de la columna vertebral y las vértebras lumbares (sentadillas, semicirclamantes, remeros inflados, etc.). por lo tanto, es necesario recordar no aplicar el consejo de respiración normal. La exhalación durante la fase de contracción inicial tendría el efecto contrario y aumentaría considerablemente el riesgo de hernias de disco y otras lesiones de la columna vertebral.

El estado de apnea absoluta que se crea, sin embargo, causa algunos cambios, temporales, pero importantes a nivel cardiovascular. El aumento de la presión intratorácica e intraabdominal, asociado con la contracción de los otros músculos utilizados para elevar la carga, provoca una disminución del retorno venoso al corazón, que también se ve obligado a realizar su acción de contracción y relajación frente a la alta resistencia.

Por lo tanto, esta maniobra puede ser potencialmente muy dañina para quienes padecen problemas cardíacos y / o circulatorios (hipertensos, infartados, diabéticos en una etapa avanzada de la enfermedad, etc.). En este caso deben evitarse los ejercicios enumerados anteriormente; En su lugar, intentaremos mejorar la técnica de levantamiento (rodillas dobladas y torso erguido) asociándola con ejercicios de control postural que puedan tener efectos beneficiosos en la vida diaria (ver: Ejercicios funcionales).