salud de la mujer

Mamografía e implantes mamarios.

Mamografía y aumento de senos.

Incluso para las mujeres que usan implantes mamarios, la mamografía es la herramienta más efectiva para la detección temprana del cáncer de mama.

En primer lugar, es importante subrayar que no existe una correlación entre la inserción de prótesis y el cáncer de mama.

Existen casos de riesgos indirectos, vinculados a los inexorables fenómenos de desgaste a los que las prótesis se enfrentan con el paso del tiempo.

La desintegración de la envoltura externa puede provocar una fuga de material protésico, lo que desencadena, en algunos casos, una respuesta inmune exagerada. Algunos autores incluso plantean la hipótesis de una relación indirecta entre la liberación de polímeros protésicos y el desarrollo de tumores de mama. Sin embargo, estas son hipótesis no respaldadas por ciertos datos y según el tipo de material protésico utilizado. No es una coincidencia que la investigación se centre en el estudio de sustancias naturales que, en caso de un derrame, son completamente inofensivas para el cuerpo.

Lo que es seguro es que las prótesis modernas están equipadas con una doble membrana externa capaz de evitar la fuga de material si se daña la capa más superficial.

Sin embargo, la inserción o presencia de implantes mamarios puede afectar negativamente las pruebas de diagnóstico, como la mamografía y la palpación.

En realidad, mucho depende del tipo de prótesis implantada y su ubicación.

Las prótesis más recientes son, por ejemplo, radiotransparentes y pueden cruzarse libremente con rayos X sin ocultar el tejido mamario subyacente. En estos casos, la efectividad diagnóstica es comparable a la realizada en un seno natural.

En cambio, las prótesis más antiguas están formadas por polímeros radiopacos que reducen la capacidad de exploración de los tejidos subyacentes, lo que dificulta en algunos casos la detección temprana de un cáncer de mama. En estas situaciones, las proyecciones estándar no son suficientes para investigar completamente el parénquima mamario y el diagnóstico se vuelve más difícil.

La radiodensidad de las prótesis depende, por lo tanto, del tipo de material utilizado y de sus características físicas. Antes de someterse a una operación de aumento de senos, por lo tanto, es útil examinar escrupulosamente las características del material protésico solicitando información detallada al cirujano plástico que realizará la operación.

La colocación de prótesis también influye en gran medida en la efectividad diagnóstica de la mamografía. Si el implante se inserta completamente debajo de la piel (debajo del músculo pectoral), la mamografía no requiere precauciones especiales y el radiólogo no tendrá dificultades para llevar a cabo su investigación.

Por el contrario, si las prótesis se insertan en el área subglandular, que se coloca sobre el músculo pectoral, la investigación mamográfica será menos fácil.

En cualquier caso, es necesario informar previamente al personal antes de iniciar los procedimientos de diagnóstico. De hecho, existe una metodología específica que, en el caso de la implantación subglandular, proporciona más proyecciones mamarias para examinar el tejido mamario en todos sus puntos.

Esta técnica permite obtener buenos resultados incluso si las prótesis se construyen con materiales radiopacos. Sin embargo, no está exento de contraindicaciones ya que el mayor número de exploraciones realizadas aumenta la dosis de radiación absorbida. Sin embargo, estas son exposiciones muy por debajo de los límites máximos que normalmente no representan ningún riesgo para el paciente.

También debe tenerse en cuenta que la presión excesiva ejercida sobre la mama durante el examen podría dañar las prótesis. También por este motivo, es recomendable ponerse en contacto con los centros acreditados informando al radiólogo con antelación sobre la presencia de prótesis.

Finalmente, debe recordarse que el material protésico no interfiere de ninguna manera con otras pruebas de diagnóstico como la ecografía y la resonancia magnética. Esta última técnica ofrece mayor confiabilidad y es el método más seguro para el estudio de senos con prótesis.

Aumento de senos y autoexamen.

En general, las mujeres con implantes mamarios tienden a ignorar la presencia de ganglios linfáticos mucho más que los demás, tanto por temor a dañar la prótesis como por la dificultad objetiva para distinguir el tejido mamario de la prótesis.

Sin embargo, el cirujano plástico que realizó la operación puede proporcionar información útil para ayudar al paciente a detectar cualquier nódulo.

Un último consejo.

El análisis de la efectividad diagnóstica de la mamografía y el autoexamen en presencia de implantes mamarios, nos ha llevado repetidamente a enfatizar la importancia de la elección de centros especializados y personal calificado. Por lo tanto, es necesario prestar la máxima atención a la elección de las estructuras y al personal involucrado en la intervención. Es una regla de comportamiento sabio informar con anticipación, dudar de aquellos que aplican tasas demasiado bajas y preguntar por razones concretas para quienes aplican demasiado alto.